Cianotipia

La cianotipia (del griego Κυανῆ [kian], azul oscuro; y τύπος [túpos], marca, impresión), es un proceso fotográfico que produce copias en azul de Prusia, también conocida como blue print y apreciada por su color vibrante y perdurable.

Algo de historia

En 1842 Sir John Herschel en 1842, con la finalidad de realizar copias de sus cálculos astronómicos, desarrolla una técnica barata de impresión por contacto, con la cual acuñó el término de cianotipo debido al color azul que se producía por la reacción química. Su amiga Ana Atkins aprendió el proceso, y en 1843 produce una serie de fotogramas en los que capturaba diferentes algas británicos, serie que fue publicada desde ese mismo año hasta 1953, bajo el título British Algae: Cyanotype Impresssions (Algas británicas: Impresiones en cianotipia), el cual es reconocido como el primer libro fotográfico de la historia.

La dificultad de hacer dibujos precisos de objetos tan pequeños como algas y coníferas me ha inducido a aprovechar el bello proceso del Cianotipo de Sir John Herschel para obtener impresiones de tales plantas

Para realizar este libro, Ana Atkins realizó casi 400 copias de las cuales sólo se conservan 17, las cuales se mantienen vívidas a pesar del tiempo transcurrido, debido a lo cual han alcanzado valores de hasta £230.000 en el mercado del arte.

Casi al final de su trabajo, Ana Atkins recibe a Anne Dixon como colaboradora y aprendiz, durante este periodo de colaboración, fueron agregando expresividad artística al proceso, basando sus aproximaciones visuales en la ilustración científica y alejándose de las convenciones artísticas de la época victoriana, agregando audacia a la obra y plantándose como un precedente a las obras del periodo surrealista de la fotografía, con exponentes como Man Ray y sus “Rayogramas”.

Los “connoisseurs” siempre han sostenido que la visión y sensibilidad de los cianotipos botánicos de Anna Atkins trascienden la mera ilustración científica y elevan sus imágenes al estatus de obras de arte, aunque hay poca evidencia que sugiera que tal fue su intención original.

¿Qué se necesita?

El proceso de cianotipia está basado en el hecho que la exposición a la luz solar o cualquier luz actínica (longitud de onda que oscila entre los 400 y los 480 nm), una sal férrica sensitiva a la luz, se reduce al estado ferroso y se vuelve azul en la presencia de otra sal férrica (ferrocianuro de potasio).

No siempre existe disponibilidad para encontrar citrato férrico amoniacal, sin embargo, es posible importarlo o comprar kits fabricados en dos soluciones. Si se encuentra el citrato férrico amoniacal común (no verde) el resultado fotosensible existirá, sin embargo no se obtendrá el característico color azul de la cianotipia, si no que se obtienen tonos café similares a un Van Dyke.

Los materiales necesarios son los siguientes:

  • 25gr Citráto Férrico amonical (verde)
  • 10gr Ferricianuro de Potasio
  • Agua (idealmente destilada)
  • Medidores de precisión (cucharas y pesa)
  • Jarros graduados y jeringas
  • Contenedores de vidrio para mezclar los químicos
  • Equipo de protección (guantes, mascarilla, anteojos)
  • Pinceles, rodillo para papel o aerógrafo
  • Papel de acuarela, fibra o tela de algodón
  • Vidrio o marco para el contacto
  • Fuente UV (Sol o artificial)

Se recomienda cubrir la superficie con papel para evitar ensuciar, y contar con paños para limpieza. También es recomendable utilizar un delantal, para evitar dañar permanentemente la ropa.

NOTA: Los elementos utilizados son altamente tóxicos por lo que se requiere el uso de guantes, máscara y protección, sobretodo en personas con sensibilidad.

Paso a paso

El proceso de cianotipia se divide en cinco etapas, química-mezcla-cambas-impresión-fijación.

  • Paso 1: Química

La receta rinde aproximadamente para 50 impresiones de 8×10″, y está compuesta de dos soluciones, las cuales combinadas sin exposición a la luz pueden durar a lo máximo un día.

Solución A: Se disuelven 25gr de Citráto Férrico amonical (verde) en 100ml de agua, esto debe realizar en un recipiente de vidrio debido a los cambios de temperatura producidos por las reacciones químicas. El proceso de disolución debe realizarse vertiendo lentamente el químico en el agua para evitar la oxidación mientras se revuelve. Es probable que se forme una capa mohosa sobre la solución, esta no afectará el resultado, sin embargo se recomienda quitarla, para evitar esto es posible agregar algunas gotas de formaldehído al 37% a la solución.

Solución B: Se disuelven 10gr de Ferricianuro de Potasio en 100ml de agua, esta es la parte que provoca el cambio del Citrato de verde a azul. La mezcla también debe realizarse en un frasco de vidrio debido a los efectos de las reacciones químicas. El Ferricianuro de Potasio jamás debe ser inhalado, pues es altamente tóxico.

Ambas soluciones deben almacenarse por separado en botellas plásticas de color oscuro, para evitar la oxidación por luz, y deben almacenarse refrigeradas. Es importante fechar las botellas para controlar la degradación de los químicos.

  • Paso 2: Mezcla

Para obtener la emulsión de cianotipia deben mezclarse las soluciones A y B en partes iguales en un tercer contenedor, y debe usarse apenas esté preparado, la mezcla puede hacerse en una habitación con luz artificial aislada de cualquier fuente de luz UV existente, se recomiendan las luces LED o Tungsteno, evitar las luces fluorecentes, pues algunas tienen una componente UV que puede dañar la emulsión.

  • Paso 3: Cambas

La preparación del cambas puede realizarse bajo la luz, según los parámetros mencionados en el paso anterior. Se debe aplicar la emulsión sobre el soporte de forma idealmente uniforme, aunque se puede experimentar con diferentes formas de aplicación, el uso de pincel o rodillo son los más recomendados, tanto la cantidad como la forma de aplicación también varían el resultado. Luego se deja secar en total oscuridad.

  • Paso 4: Impresión

Dado que la emulsión adquiere su azul característico cuando es expuesta, la imagen debe componerse en negativo, por lo tanto se ubica el negativo ampliado en transparencia (fotografía) o  los objetos (fotograma) sobre el material fotosensible fabricado en los pasos 2 y 3. Se recomienda prensar el papel y los objetos a imprimir entre un soporte y un vidrio o acrílico transparente para evitar que se muevan durante el periodo de exposición. Se deberá colocar la composición a la luz UV, ya sea natural (sol) o artificial (lámparas). La exposición variará dependiendo de cuan fuerte es la fuente de energía, y se sabrá que ya se encuentra listo porque la emulsión se tornará de un azul verdoso, mientras más oscuro, más intenso será el azul definitivo y más contrastada la imagen final.

  • Paso 5: Fijación

Para realizar la fijación del cianotipo, se debe lavar la impresión en agua fría, esto removerá también todos los químicos que no fueron expuestos. El lavado debe realizarse por al menos 5 minutos, hasta que todos los químicos sean removidos, las zonas no expuestas deber verse del color original del soporte y el agua debe verse limpia. La oxidación se acelera de esta manera, lo que produce el color azul brillante, una vez realizado este proceso, se debe dejar secar el cianotipo.

Superficies para la realización de Cianotipo

La cianotipia entrega muy buenos resultados sobre materiales orgánicos como algodón, seda, lino o madera. La impresión sobre materiales sintéticos es débil o simplemente inútil. El contraste obtenido dependerá del material y la cantidad de solución fotosensible aplicada, el algodón es el material más usado, por su capacidad de absorción, lo que produce tonalidades más ricas. Las superficies menos absorbentes necesitan menos cantidad de solución.